martes, 21 de octubre de 2014

Los Comuner@s somos gente seria

(Mérida 6/10/14). El pasado 23/9/14, aproximadamente 450 comuneras y comuneras pertenecientes a 36 Comunas del estado Mérida con apoyo de Comunas del estado Trujillo, articuladas en el Consejo Comunero de Mérida “Los Andes Venezolanos” y el Bloque Estadal Mérida del Consejo Presidencial del Gobierno Popular con las Comunas, realizamos una “Asamblea Popular por el Derecho al Cemento” en las instalaciones de Cemento Andino en Monay, estado Trujillo, actividad que ejecutó en conjunto con las autoridades de la empresa, donde presentamos nuestras realidades y propuestas en lo relativo al suministro del cemento. Allí logramos un acta que marca la ruta a seguir: 1) Establecimiento de un cronograma de “Distribución de Emergencia” de una (1) gandola por Comuna para abordar las necesidades más apremiantes, por una sola vez y en respuesta a la coyuntura; 2) Reuniones de trabajo para coordinar el Cronograma de distribución y otros; 3) Cada Comuna consignará los requisitos para solicitar el Punto de Venta de Cemento Comunal y 4) Dar respuesta a las solicitudes de cemento para proyectos de infraestructura y socio-productivos que han estado parados por falta de cemento. Hoy 6/10/14 nos reunimos en las instalaciones de INCES-El Vigía con Marcos Mata, representante de la Empresa Cemento Andino en Mérida a los fines de avanzar con los acuerdos establecidos durante la Asamblea en Monay, allí se nos informó que se iniciará la revisión de las solicitudes dejadas en la planta, cuya remisión a Mérida se concretará esta semana, y que sigue pendiente el cronograma para “Distribución de Emergencia” sobre el cual seremos informados a la brevedad posible. Al respecto señalamos: Quienes conformamos COMUNAS SOMOS SUJETOS POLÍTICOS comprometidos con este proceso revolucionario es por ello que creemos en el dialogo y la construcción colectiva del Socialismo, que se logra mediante acciones concretas para el beneficio popular, coordinando entre las Empresas Socialistas del Estado venezolano como Cemento Andino y las Comunas. SOMOS GENTE DEL PUEBLO, con ingresos mínimos, no podemos comprar el saco de cemento a 500 Bs para las mejoras de nuestras viviendas ni los proyectos comunales, por eso confiamos en un Estado Socialista capaz de garantizar a sus bases de apoyo el acceso a los bienes de primera necesidad, y además, somos activos en la exigencia de este compromiso. Las COMUNAS SOMOS GOBIERNO, tenemos personalidad jurídica, poseemos RIF, administramos con eficiencia financiamientos millonarios provenientes de los fondos del Estado para proyectos de envergadura entonces también somos capaces de distribuir cemento en nuestros territorios, no necesitamos tutelaje. NO QUEREMOS ACUERDOS CON LAS FERRETERÍAS de nuestros territorios, ya hemos sido victimas de sus sobreprecios y ventas sin facturas, además de la imposición de comprarles otros materiales para acceder al cemento.
En medio de la Guerra Económica que vivimos en Venezuela LOS TITUBEOS CON EL PODER POPULAR SON INACEPTABLES. El compromiso de una Empresa Socialista es que su gestión sea coherente con el legado del Comandante Eterno Hugo Chavéz Frías: ¡Comuna o Nada!. Tenemos la responsabilidad de LLEVAR SOLUCIONES A LOS MILES DE PERSONAS -QUE TAMBIÉN SON ELECTORES- quienes habitan en nuestras comunidades y han expresado necesidades concretas en relación al material cemento. Las Comuneras y Comuneros SOMOS GENTE SERIA, que debatimos las realidades y logramos acuerdos, LA GENTE SERIA HONRA Y CUMPLE CON LOS ACUERDOS.

lunes, 20 de octubre de 2014

La Reflexión necesita del Silencio

La reflexión necesita del silencio JM. Rodríguez   Hacer silencio no es sólo acallar las voces de los demás, también la propia. Y cuando se actúa en colectivo, como un equipo de iguales, las voces que más deben callar, para facilitar la reflexión en conjunto, es la de los que lideran. La arenga, que tiene sus propósitos, es contraria a la reflexión.   En la reflexión personal uno habla consigo mismo. Las reflexiones colectivas entre pares requieren que escuchemos, en silencio, a cada uno de los que hablan. Es decir, escuchar lo que nos dicen los de nuestro círculo y también lo que nos dicen otros círculos de iguales. Es la mejor manera de resolver los conflictos, no así la tragedia, que es irreparable.   Estas simples cosas adquieren más importancia cuando se trata de un cuerpo que ejerce funciones medulares en la sociedad, pues, su responsabilidad es de la misma magnitud que su fundamentalidad. Razones suficientes para que el equipo sea comedido en su hablar y atento en el escuchar.   Pero ojo, no se puede confundir el silencio con el autismo. Este último es descrito, por los que saben de eso, comouna anomalía en las conexionesneuronales que afecta la socialización…Según esos expertos, tal cosa lleva a comportamientos, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados… con manifestaciones contradictorias de hipersensibilidad…   Yo que de eso no se nada, pero tengo bastantes años viendo vainas, pienso que el copar la actividad de un colectivo capital de tal manera que no le quede tiempo para oír, de los “otros”, algún consejo o comentario sobre como ven ellos las cosas desde afuera, terminapropiciando una anomalía parecida.   Una anomalía que, entre otras cosas, facilita el ver bien cosas que no lo están, hacer señalamientos en el aíre y anunciar lo que todavía no han ocurrido. Y algo peor, echar la culpa a los demás de las torpezas propias. Decía un antiguo sabio chino: La guerra es un asunto serio; da miedo pensar que los hombres puedan emprenderla sin dedicar la reflexión que requiere… 

miércoles, 8 de octubre de 2014

Giro en la Cultura

JM. Rodríguez Al leer, en Ccs, el artículo de Rodolfo Porras sobre vivir como dicta el consumo, reflexioné acerca del esfuerzo que se ha hecho para cambiar lo que él magistralmente describe. Me parece un casto empeño la búsqueda del equilibrio. Me explico: se está tratando de oponer a una fuerza poderosa que, además, tienen siglos deformándonos a su antojo, una fuerza de sentido contrario que la neutralice.   Debería estar clara la imposibilidad de anular el efecto de giro permanente a la derecha, que esas fuerzas perversas producen, aplicando una fuerza contraria obviamente menor (no hablo de magnitudes electorales sino culturales). El equilibrio cultural es tan ingenuo como mentiroso. Es el de Tves y Venevisión. Lo más que logra es exacerbar el cinismo del automercado: no hay papel toilette, pero, tenemos patria.   La capacidad de las transnacionales del entretenimiento y la comunicación para construir una realidad virtual es inconmensurable. Con tal poder han logrado convencer a la mayor parte de la humanidad que la posesión individual de riqueza, es la razón de la vida. Y para facilitar eso, han convertido la violencia en un espectáculo sublime en permanente repetición. ¿Cómo se revierte tal daño?   Para anular esa fuerza que empuja a la realización personal y al egoismo, se requiere de un, tan heroico como lúcido, acto reflexivo individual que gire a lo colectivo. Hablo de distanciarse lo más posible del punto donde aquella fuerza seductora se ejerce. Colocarse bien lejos de su área de influencia. Sólo así tendremos el brazo de palanca del largo suficiente para lograr, con nuestras modestas fuerzas, el giro deseado.   Como todo esto suena demasiado a mecánica estática, digamos sencillamente que los valores del socialismo son contrario a la promoción del consumo que vemos de uno y otro lado. De la misma manera que la buhonería es contraria a la comuna productiva. Pablo Milanés nos lo cantaba: los caminos que encontramos hechos

jueves, 2 de octubre de 2014












CAMARADA ROBERT SERRA, VIVIRÁS EN LA LUCHA DE TU PUEBLO CONTRA LA OLIGARQUÍA Y POR EL SOCIALISMO.


“Somos la vida y la alegría en tenaz lucha contra la muerte y la tristeza”

                                                                Argimiro Gabaldón 
Un nuevo golpe al costado más sensible de nuestro pueblo: el asesinato de un Joven revolucionario. El Camarada Robert Serra Aguirre, ejemplo de valentía, constancia y lealtad. Digna referencia de esa generación de oro forjada en esta etapa histórica de nuestra patria bajo la conducción luminosa del Comandante Eterno Hugo Chávez.
Con las primeras pistas que el Ministro del Interior y Justicia, Miguel Rodríguez Torres, expresa de manera muy aplomada y responsable, , no dudamos en correlacionar tal hecho con una matriz de odio y de aliento a conductas fascistoides que un sector de la ultraderecha venezolana ha venido configurando a través de diversos medios, con la ya consabida intención de crear un clima de desestabilización política, psicológica y económica en nuestro país, en su continuo empeño de desconocer el gobierno legítimo del Presidente Nicolás Maduro. Fue un macabro asesinato, cuidadosamente planificado y encomendado.
Ahora bien, a donde nos quieren conducir las hienas del terror, desde sus macabros laboratorios de la sucia política. Evidentemente quieren que este pueblo, ya cansado y agobiado por la guerra económica, indignado por ver caer a sus hijos tras actos de violencia programados, se lance a ciegas a servirles de carne de cañón para justificar una arremetida que espera contar con apoyos de la oligarquía internacional, en ese plan que ya ha sido develado y que personajes tan nefastos como Alvaro Uribe están involucrados, consideramos, se enmarca este otro asesinato de uno de los líderes de nuestra revolución.
Es sin duda un escenario donde la lucha de clases se pone al rojo vivo, donde los intereses de los ricos, de la clase explotadora, afectados por el avance de un pueblo consciente, echa mano de todo mecanismo de reacción, entre ellos el terrorismo, para evitar el ascenso de la justicia y de la paz para un pueblo ,que ya decidido, no permitirá que sus conquistas le sean arrebatadas.
Todos estos hechos nos exigen, a todos los sectores revolucionarios, a afianzar la unidad, la lealtad al legado de Chávez y al liderazgo de Nicolás Maduro. Es hora de levantar un poderoso movimiento, de unirnos en la diversidad, de sobreponernos a la mezquindad y al sectarismo. Si en algo ha de contribuir el sacrificio de Robert, es precisamente a elevar nuestra capacidad política para golpear como un solo puño a nuestros enemigos de clase, construyendo una plataforma de lucha que acompañe a nuestro gobierno en la defensa de la patria.
Convocamos a todo el pueblo a expresar su indignación acelerando el proceso de su organización, construyendo más comunas y articulándose nacional y localmente, crear mecanismos de comunicación alternativos y efectivos ante cualquier contingencia, afinar los consejos de defensa territorial para resguardas la vida de los lideres revolucionarios, los bienes e infraestructuras del pueblo, a profundizar y afinar los mecanismos de unidad cívico-militar, a acompañar y ser disciplinados a las orientaciones de Nicolás Maduro, a estrechar el funcionamiento entre las instancias del poder popular con las instituciones, el PSUV, el GPP y todas las instancias unitarias de la revolución, a avanzar en el control de las unidades productivas, del control y producción de las tierras, de impulsar la Red de Producción y Distribución de alimentos en articulación con los planes que desde el Gobierno Nacional se están poniendo en marcha para garantizar la seguridad y soberanía agroalimentaria, por la profundización de las misiones sociales, de la educación emancipadora del pueblo, a apoyar organizadamente a los planes de paz, de desarme, de seguridad ciudadana, impulsados desde el Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Interiores de Justicia y Paz. Allí, en la cristalización del Plan de la Patria, es donde asentaremos el principal golpe a los enemigos del pueblo.
Toda movilización que desde diferentes sectores del pueblo se emprendan para repudiar el asesinato del Camarada Robert Serra, han de tener estos objetivos y el dividendo de todo ello debe ser: más unidad revolucionaria, más socialismo, más producción y estabilidad económica, más justicia y felicidad para nuestro pueblo.
¡Honor y Gloria a Robert Serra!
Hoy tenemos patria, que nadie se equivoque, hoy tenemos pueblo que nadie se equivoque. Hoy tenemos la patria más viva que nunca, ardiendo en llama sagrada, en fuego sagrado”
Hugo Chávez Frías
Coordinación Política Nacional de la Red Nacional de Comuneras y Comuneros
2 de octubre de 2014

martes, 30 de septiembre de 2014

Cuando desde el Anonimato se Ataca a la RNC...Hay algo mas que mentiras


Un personaje que se ha dedicado a atacar a la Red Nacional de Comuneros y Comuneras a través del portal comunicativo de Aporrea, usando la supuesta identidad de Josue Jesús Borges, nos obliga a recurrir al derecho a réplica por esta misma vía, prometiendo a los lectores de este portal, no hacer de esta situación un torneo de dimes y diretes, por el respeto que ustedes merecen y porque sabemos que otras tareas han de ocuparnos  en correspondencia con los trascendentales desafíos a las que nos convoca en estos momentos el proceso revolucionario. En todo caso, a este anónimo enemigo de las organizaciones populares que nos agrupamos en torno a la RNC y a cualquier otro interesado, les invitamos a escenarios más apropiados para el debate constructivo y revolucionario, donde bien pudieran ventilarse muchas de las supuestas denuncias de quien dice ser funcionario público. Muchos son los escenarios donde constantemente la Red de Comuneros propicia el debate y la discusión, a ello no le rehuimos y con firmeza asumimos.
Veamos la desubicación política de este señor: Se acusa de que el INTi ha apoyado financieramente y logosticamente a las Comunas que “deben militar obligatoriamente en la Red de Comuneros”.
La historia de la RNC que se remonta al año 2009, bien reseñada en nuestro libro “La Toparquía Comunera, concreción de la utopía”,  y desde nuestro nacimiento, donde a pura conciencia se congregaron unas 20 experiencias comunitarias, venciendo todo tipo de adversidades, hasta el día de hoy, cuando nos vinculamos más de 350 organizaciones comunales, mayoritariamente comunas, en un acumulado histórico que pasa por 5 encuentros nacionales y un Congreso (en las Macanillas, estado Falcón en el año 2012), podemos decir con orgullo y así corroborarlo cada organización de base articulada en torno a esta propuesta de poder popular, que la incorporación a nuestro accionar revolucionario es y ha sido en todo momento de manera consciente, voluntaria y de convicción. Es este uno de los principios celosamente ejercido por todos y todas las que nos hacemos llamar comuneros y comuneras, así como la libertad que cualquier organización o individualidad puede tener para desincorporarse de la dinámica de trabajo que hemos cultivado a lo largo de  nuestro duro batallar por la patria.
No somos un partido, no conformamos secta alguna que contradiga el espíritu de lo que ha de ser una organización amplia, democrática y revolucionaria, que sabe cultivar en el debate las diferencias en los puntos de vista para afrontar el desafío de construir el socialismo. Por lo que nos asumimos y sentimos reflejado en lo planteado en el artículo 70 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, como instancia de organización del pueblo guiada por los valores de la mutua cooperación y la solidaridad.
Somos por lo tanto una instancia de agregación comunitaria que crea mecanismos de participación a partir del protagonismo de voceros y voceras que acuerdan líneas de acción y de trabajo en diferentes escenarios como encuentros, congresos, asamblea, talleres, etc. (así quedó expresado en los acuerdos de nuestro V Encuentro Nacional).
Bajo este concepto nos relacionamos e interactuamos con múltiples organizaciones nacionales e internacionales, con instituciones, ministerios, gobernaciones y alcaldías, guiados por principios de respeto mutuo, solidaridad y compromiso revolucionario. La principal fuente de apoyo a nuestro trabajo, desde 2009, ha partido de iniciativas y esfuerzos propios y cuando alguna institución hace algún aporte para aligerar la carga del enorme trabajo que desarrollamos en todo el país, entendemos que lo hacen desde la convicción inspirada  por lo que legítimamente le corresponde hacer a las instituciones para apoyar al pueblo en su duro batallar para fortalecer la gestión que por naturaleza le corresponde. Con ello, las instituciones del gobierno revolucionario no están violando ley alguna, si no por el contrario honrando su deber de hacer fuerte la organización del pueblo para que ejerza en mejores condiciones su soberana participación en la construcción de una sociedad de justicia y de derecho.
Está claramente demostrado que la RNC, incluso cuando pocos apostaban a favor de las Comunas, nos esforzamos por mantener y ampliar los niveles de organización y formación de la organización popular en los territorios más complejos de nuestra geografía, no por casualidad han florecido las experiencias de comunas en la Sierra de Falcón, en Mérida, en Lara, en Portuguesa, en Yaracuy, en el Zulia, en Trujillo, en el Distrito Capital y hasta en Nueva Esparta donde recientemente se realizó con éxito el Encuentro de Comunas. Si esto es así y las pruebas están a la vista de cualquiera, porque negar que la Red de Comuneros ha conquistado un peso específico en la escena política del país, sin negar otras experiencias que válidamente también hacen su aporte en este objetivo estratégico planteado en el Plan de la Patria.
 En el llamamiento que el Comandante Chávez nos hacía para construir Comunas, dejó claro el enorme esfuerzo que debe hacerse en la conquista de un estado comunal y trazó con claridad cuál ha de ser el rol de las instituciones del gobierno, que como lo dice la Constitución de la República en su artículo 5, “…están sometidas” a  la soberanía del pueblo.  Allí está “Golpe de Timón como un grito de luz sobre la tarea de impulsar el poder popular a través de las Comunas.
Cuando Chávez en ese memorable episodio decía; “¿ Acaso la Comuna es solo para el Ministerio de las Comunas? Yo voy a tener que eliminar el Ministerio de las Comunas, lo he pensado varias veces ¿Por qué? Porque mucha gente cree que a ese ministerio es el que le toca las comunas. Ese es el gravísimo error que estamos cometiendo. No lo cometamos más”.
A partir de allí, y con el Presidente Nicolás Maduro como Presidente, a quien el Comandante Chávez le encomendó la Comuna como su vida, algunas instituciones han entendido que el apoyo y acompañamiento a las iniciativas comunales tiene que articularse de manera coherente, más cuando ese propósito estratégico pregonado por Chávez se plasma en el Plan de la Patria como ley de la República. Hoy estamos asistiendo a la formación de los Consejos Presidenciales donde el poder popular, a través de todas sus expresiones, se está incorporando para empujar, desde el ejercicio del cogobierno, las políticas y acciones para su propio engrandecimiento.
Impensable entonces que una institución como el INTi, adscrito a un Ministerio como el de Agricultura y Tierras, donde  hombres, mujeres del campo, y tierras son sujetos activos de una gestión hacia esos territorios que fueron olvidados durante la IV República, donde de paso, nacen con fuerza y de manera mayoritaria las comunas agrarias. Por ello el INTi, y más aun bajo la conducción de un Comunero como Willian Gudiño, no previera en su gestión objetivos precisos y bien definidos en planes y programas para no solo apoyar a las Comunas, estén o no en la RNC, si no hacer realidad la política de transferir tierras, como en efecto se hizo,  a las comunas, bajo el principio de propiedad comunal sobre uno de los principales medios de producción: la tierra. Si esto no es socialismo, por lo menos abre el camino para su construcción.
Eso es entonces lo que se cuestiona, que se apoyó la realización del V encuentro de Comuneros y Comuneras, que se le entregó tierra a las comunas, a los campesinos y campesinas, que se apoyen los planes de formación hacia el pueblo, que se movilizo a funcionarios que regularmente estaban en sus oficinas a eventos en el campo, en la calle. Quien critique esto, evidentemente se coloca del lado de la derecha, esa derecha rancia que cuando el Comandante Chávez lanzaba la iniciativa de los Consejos Comunales, de las Comunas, del poder para el pueblo, de mandar obedeciendo, de poner las instituciones al servicio del pueblo, eran los voceros de esa derecha, la misma de las guarimbas, quienes saltaban a atacar al Comandante. El 12 de noviembre de 2012, en declaraciones a El Informador, María Corina Machado, junto a otros voceros de la oposición aseguraba que las Comunas fracasarían, esta fascista al rechazar el estado comunal  aseguraba que dicho proceso “ se traduce a un comunismo dictatorial”.
Desde el INTii se fortaleció la organización comunal, no solo la que se expresa y articula legítimamente, voluntariamente, sin carnet y sin planilla de inscripción en la Red Nacional de Comuneros y Comuneras,  si no también a otras organizaciones se les apoyó y se les transfirió la tierra. Consejos Campesinos, Cooperativas,  Comunas, Frentes Campesinos, fueron justamente dignificados, y de manera destacada a la Asociación   de Familiares de Víctimas  del Sicariato (ASOFAVISI) se le apoyó decididamente en su lucha por la Ley contra el Sicariato, creando la Oficina de Atención al Campesino. Si todo esto conforma argumentos, que según este dislocado señor Josue Borges, son suficientes para condenar y someter al escarnio público al Camarada Willian Gudiño, pues desde la Red  Nacional de Comuneros y Comuneras asumimos con gallardía y orgullo su defensa, pues al hacerlo estamos defendiendo el legado de Chávez.
Bien lo entendió el hoy Vicepresidente  de Seguridad y Soberanía Alimentaria, el Ingeniero Yvan Gil, cuando en su condición de Ministro del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, no solo apoyó , si no que participó en el Encuentro de Comunas Agrarias realizado el 2 y 3 de noviembre de 2013, donde Comunas Agrarias vinculadas a la Red Nacional de Comuneros y Comuneras, junto a otras organizaciones campesinas, demostraron su capacidad organizativa y productiva, realizando en plena guerra económica un mercado comunal donde se llevaron más de 40 toneladas de alimentos al centro de Caracas, experiencia que se replicó y se sigue articulando en el proyecto de producción y distribución de alimentos. Esto es lo que molesta y critica este señor, haciéndole comparsa a la rabia y al odio de la derecha. Allí, en ese memorable evento estuvo también el Vicepresidente Jorge Arreaza y el Ministro Reynaldo Iturriza. ¿Apoyo  para esta actividad hubo por parte del gobierno bolivariano?, pues claro que sí, y allí se demostró  que entre el gobierno revolucionario y las organizaciones del poder popular se pueden impulsar iniciativas conjuntas y lograr la eficiencia en áreas tan importantes como la alimentación para el pueblo, y así se está demostrando también en la alianza estratégica entre gobierno y pueblo para derrotar al contrabando.
Muchos han sido los instrumentos organizativos legítimos que la Red de Comuneros ha articulado en su experiencia de lucha, como los Consejos Campesinos, los Consejos Comunales, las EPS, y las Asociaciones Civiles como la A.C. Red Nacional de Comuneras y Comuneros, avalado en plenaria en el V encuentro de Comuneros y Comuneras, donde el mismo señor “Jesús Borges”, admite que participaron 2.000 comuneros y comuneras, y en verdad fueron más de 2.000, ninguno y ninguna bajo obligación, debatiendo durante tres días las ideas que fortalecen la construcción de las Comunas. Es decir, una actividad de esa magnitud se critica con tal despecho como para sumarse a quienes desde la derecha condenan la línea del Comandante Chávez y valientemente seguida por el Presidente Maduro. Actividad que por cierto fue dignamente reconocida por el Concejo Municipal de Morán y el Consejo Legislativo del Edo. Lara quienes realizaron sendas sesiones especiales en ocasión del evento comunero, demostarndo así la coherencia entre un discurso y una práctica, cómo ha de ser la articulación entre la institucionalidad revolucionaria y el poder popular.
Otras sandeces dice este señor que no valen la pena destacar, pues seguro estamos de la justeza y rectitud de nuestro proceder, el cual estamos dispuestos a defender en todos los terrenos.
Que hay detrás de todo este ataque?. ¿  Quienes, bajo identidades ocultas, atacan sin la capacidad de sostener debates de altura?. Sin duda la gestión revolucionaria desde el INTi tocó intereses arraigados en mafias que crearon todo un sistema de negocios, donde gestores, sicarios, sindicaleros, terratenientes, vieron amenazadas sus tantas mañas, y al ver a un pueblo organizado avanzando en los objetivos estratégicos, tiemblan y echan mano de chismes, informaciones falsas, para atacar en el fondo al proceso revolucionario, rehuyendo al verdadero debate. Creen con ello confundir la marcha del gobierno revolucionario, mancillando moralmente a cuadros de la revolución, jugando a crear y fomentar contradicciones entre organizaciones del poder popular, bajo la premisa de “divide y vencerás”.
Por todo ello alertamos a todo nuestro pueblo, al gobierno revolucionario, a los medios de comunicación bolivarianos, para que no caigamos en esta trampa, en la trampa del rumor, de la descalificación moral, del debilitamiento de la confianza hacia nuestro Presidente legítimo Nicolás Maduro y a sus medidas de restructuración de su gobierno, en fin, es hora de unirnos sólidamente en torno al Plan de la Patria, al legado de Chávez y a la conformación y articulación de las Comunas como germinación del estado Comunal.
COORDINACION POLÍTICA DE LA RED NACIONAL DE COMUNEROS Y COMUNERAS.
16 DE SEPTIEMBRE DE 2014.


 


Una Asamblea por el Derecho al Cemento



Nos anima el compromiso con la construcción del Estado Comunal y la meta de lograr la mayor suma de felicidad posible para las comuneras y comuneros que habitan en nuestros territorios, primer frente que nos compromete y articula.

Nos movilizamos como Consejos Estadales Comuneros de Mérida y Trujillo “Los Andes Venezolanos”, Red Nacional de Comuneras y Comuneros y vocerías al Consejo Presidencial del Gobierno Popular con las Comunas.

Quizás sorprende que hablemos del Derecho al Cemento, nosotros que en diversos espacios practicamos la agroecología y la vida alternativa, pero resulta que en nuestros territorios vivimos aún bajo el modo de construcción dominante, hemos logrado financiamiento para proyectos de vivienda, infraestructura y socio-productivos que requieren cemento y “por ahora” están parados, algunos con más de 2 años en esta situación, entonces NOS MOVILIZAMOS COMO PODER POPULAR PARA EXIGIR EL ACCESO A UN BIEN BÁSICO PARA LA VIDA DIGNA: EL CEMENTO.

En el análisis compartido de nuestra realidad, durante diversas asambleas, hemos encontrado graves problemas como: especulación en el precio del producto llegando hasta a 700 Bs por saco, excesivo papeleo sin respuestas efectivas para las organizaciones comunales, largas esperas para despacho de material con las correspondientes penurias humanas que pasan choferes, comuneras y comuneros, irregularidad en el suministro de material para las comunidades, preferencia por las ferreterías para la distribución donde se obliga al consumidor a la compra de combos para acceder al material, paralización de proyectos productivos y Gran Misión Vivienda Venezuela, mientras en paralelo, las construcciones privadas se desarrollan y multiplican evidenciando desvío de material a privados.

Así que nos atrevemos a plantear una Asamblea para debatir esta situación, aquí mismo, en la Planta de Cementos Andinos de Monay, hoy 23 de Septiembre de 2013, invitando a los camaradas que dirigen la planta y las autoridades correspondientes a construir modelos de gestión en conjunto con el Poder Popular.

El movimiento comunero está claro, nuestra decisión es firme contra la guerra económica, nuestra acción es y tiene que ser solidaria y corresponsable con la valiente lucha que impulsa nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro contra el contrabando, la especulación y el acaparamiento, fenómenos propios del Capitalismo más salvaje que están raspando impunemente los ingresos del pueblo….o entonces ¿de que Socialismo hablamos Camarada?.  

Nuestra propuesta es, a nuestros ojos, bien simple: Establecer un sistema para distribuir con regularidad el cemento proveniente de Cementos Andinos en el territorio de las Comunas de Mérida y Trujillo en reconocimiento de nuestra condición de entidad político territorial, corazón de este proceso revolucionario.

Nuestra exigencia es la instalación de una Política de Distribución, que llegue a cada comuna o sistema de agregación, como los corredores comunales, con un  Punto de Cemento Comunal con su respectivo código para facilitar el acceso de la población de nuestros territorios a la compra del material de forma regular bajo control comunero con base en los respectivos censos ya levantados y los diagnósticos de proyectos y viviendas ya precisados.

Esta iniciativa está destinada a garantizar la ejecución de proyectos comunitarios y productivos que se encuentran detenidos por falta de cemento, los avances en los proyectos de la Gran Misión Vivienda Venezuela y Barrio Nuevo Barrio Tricolor, así como, las iniciativas familiares de nuestras comuneras y comuneros en sus propuestas para la rehabilitación y mejoramiento de casas y locales.

Consideramos que no puede haber contradicción entre la política de Cementos Andinos y el Poder Popular, juntos somos Estado Revolucionario. Nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez, durante el conocido Golpe de Timón en Octubre del 2012, fue enfático: “Comuna o Nada” como lineamiento para profundizar el proceso revolucionario.

Las Comunas son los espacios organizativos vanguardia del proceso en cuyo seno podemos alcanzar logros más visibles, hacer realidad el Socialismo y donde nos estamos jugando la continuidad del proceso revolucionario.

Reconocemos que desde las instituciones del Estado Nacional y El Gobierno Revolucionario se está haciendo un esfuerzo enorme, sin embargo, hay problemas de dispersión y retrasos que pudieran mejorarse con la coordinación y establecimiento de prioridades hacia las Comunas demostrando eficacia y eficiencia revolucionaria en la respuesta institucional con la participación protagónica del poder popular, tal como reza nuestra Constitución Nacional.

Las acciones pudieran ser más efectivas en la medida en actuemos como “Un solo gobierno” donde logremos una estrecha coordinación entre las instituciones como Gobierno Nacional y las Comunas como expresión del Autogobierno Popular.

Asimismo, tenemos el compromiso ético de que estos procesos se desarrollen con la correspondiente contraloría social, pues el cemento es un bien de primera necesidad y no puede estar sujeto a manejos especulativos de interés meramente comercial y de enriquecimiento ilícito.

Si algunos Consejos Comunales y Comunas han fallado en la gestión del cemento, denunciemos, sancionemos a los responsables pero sigamos adelante haciendo posible la co-gestión Pueblo-gobierno.

Siendo Cementos Andinos una Empresa Socialista, es nuestro interés establecer acuerdos y estrategias precisas para concretar de manera efectiva y eficiente un trabajo articulado, buscamos una alineación de esfuerzos “Un Solo Gobierno” que nos garantice la Mayor Suma de Felicidad Posible.

Este asunto es parte de la agenda nacional del Consejo Presidencial del Gobierno Popular con las Comunas, nuestra tarea es avanzar!! Como lo ordenó nuestro Comandante eterno en ese “Golpe de Timón”:

Eficiencia o Nada…!!  Independencia o Nada…!!
COMUNA O NADA…!!

UNIDAD, UNIDAD DE TODOS LOS PATRIOTAS!!
UNIDAD, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA!!

Chavez Vive…. La Patria Sigue…!!


Consejos Comuneros de Mérida y Trujillo
Red Nacional de Comuneras y Comuneros
Vocerías al Consejo Presidencial de Gobierno Popular con las Comunas.